martes, abril 24, 2018

Las 5 claves del éxito para el cultivo de cebolla

Con el propósito de fortalecer una agricultura más eficiente y sostenible en el cultivo de cebolla en Colombia, compartimos el día de hoy cinco consejos clave que pueden poner en práctica los agricultores para tener cosechas más productivas. En Bayer le apostamos a una agricultura moderna y sustentable con productos y soluciones a la medida de los agricultores.

Por Fernando Cardozo*
Ingeniero agrónomo Bayer

Clave #1: Semilla y cuidado del semillero

Escoger una buena semilla es el primer paso para tener un cultivo exitoso y prevenir por ejemplo, enfermedades como la Raíz Rosada (muy limitante en este cultivo) que impiden obtener cebollas redondas, grandes y firmes.

El mercado nos indica que las cebollas más apetecidas en los mercados nacionales colombianos son los híbridos Yellow Granex y los híbridos tipo globo. Las Yellow Granex tienen muy buena productividad entre los 1.500 hasta los 3.000 m.s.n.m. mientras que las cada vez más apetecidas cebollas tipo globo (materiales como Don Víctor y Serenguetti de Nunhems)  se siembran desde el nivel del mar en zonas cercanas a Barranquilla, pero también a 800 m.s.n.m en el Valle del Cauca y entre los 2.000 y los 3.000 m.s.n.m. en zonas como Sutamarchán y el Valle de Sogamoso en Boyacá.

Luego de haber seleccionado una buena semilla certificada, se debe hacer un semillero para controlar todos los factores adversos de manera más fácil y proveer a cada planta de agua, luz y las mejores condiciones de sanidad; esto nos permitirá contar con plántulas sanas y vigorosas. En los semilleros se recomienda sembrar de 100.000 a 125.000 semillas en 100 m², para facilitar la germinación y la sanidad de las plántulas.

Durante la etapa de semillero es necesario hacer un cuidadoso seguimiento fitosanitario y controlar problemas como Damping off y Alternaria, para esto se pueden realizar aplicaciones cada 8 días con productos como Infinito en dosis de 1,5 cc/litro de agua + Nativo en dosis de 1 cc/litro de agua. Adicionalmente y si el Manejo Integrado de Plagas (MIP) lo indica, se recomienda complementar el cuidado fitosanitario con Trivia y Consento para el control de Cenicilla y con Connect Duo 1 cc/litro de agua para el control de la mosca de la cebolla (Hylemia antigua), problemáticas recurrentes y muy limitantes en los semilleros.

Luego del trasplante, las plántulas se deben sembrar a una distancia de 12 cms y entre surcos de 15 cms para asegurar una buena aireación de las mismas y disminuir la humedad relativa. Una vez trasplantadas se recomienda hacer un baño de protección con Infinito y Confidor, que permitirá que las plantas sean más fuertes y vigorosas e inicien más rápido su adaptación al sitio definitivo.

Clave #2: Plan de fertilización edáfica y foliar

La adecuada fertilización del cultivo de cebolla será un factor determinante en el rendimiento y calidad de la cosecha, además será la primera forma de defensa que tendrá el cultivo contra el ataque de enfermedades.

Para identificar los nutrientes disponibles en el suelo, la recomendación es realizar un “análisis de suelo completo” con un especialista, este estudio nos indicará cuales son los requerimientos nutricionales del cultivo de la cebolla de bulbo en términos de:

  • Nitrógeno: 120 Kilos/Ha
  • Fósforo: 80 Kilos/Ha
  • Potasio: 150 kilos/Ha
  • Calcio: 20 Kilos/Ha
  • Magnesio: 15 kilos/Ha
  • Azúfre: 25 Kilos /Ha
  • Hierro: 3 Kilos/Ha
  • Manganeso: 4 Kilos/Ha
  • Zinc: 6 Kilos/Ha
  • Cobre y Boro: 0,1 Kilos/Ha

Existen muy buenas alternativas de fertilizantes compuestos como Rafos, 13-26-6, 15-15-15 ó 18-18-18 y fuentes simples como: Úrea, Dap, Kieserita y KCL para estas labores.

Para ser eficientes en la fertilización edáfica se deben realizar cuatro aplicaciones: la primera después de los primeros 15 días del trasplante, la segunda a los 35 d.d.t., la tercera a los 55 d.d.t. y finalmente la cuarta a los 75 d.d.t. Elementos como Nitrógeno, Fósforo, Magnesio y elementos menores, deben aportarse en las dos primeras aplicaciones; elementos como Potasio en mayor proporción, en las dos últimas.

La fertilización foliar es fundamental y complementaria en varias etapas del ciclo vegetativo del cultivo: inicio, desarrollo y llenado de bulbo, es muy importante tener en cuenta que esta fertilización no reemplaza a la fertilización edáfica. Para las aplicaciones foliares los agricultores cuentan con excelentes alternativas como Wuxal Calcio (1 Litro/ Ha) para fortalecer los tejidos de la planta y dar mayor resistencia al ataque de enfermedades.


 

Clave #3: Manejo fitosanitario del cultivo

Si han seguido juiciosamente las claves 1 y 2, seguramente obtendrán un cultivo de cebolla promisorio, es hora de hacer un correcto manejo fitosanitario para lograr una buena cosecha y para esto es fundamental hacer un monitoreo constante a la posible aparición de enfermedades y plagas, es decir hacer Manejo Integrado de Plagas (MIP). Los equipos de fumigación deben estar calibrados y en buen estado y debemos garantizar volúmenes entre los 400 y los 600 litros /Ha para ajustar las dosis de los productos que van a ser aplicados, a estos volúmenes y ser más eficientes en los controles.

El cultivo de cebolla es afectado por varias enfermedades limitantes como:

  • La Cenicilla o Peronospora destructor muy frecuente en épocas húmedas y la cual podemos prevenir con Antracol (2,0 Kg /Ha) -que además es preventivo para Alternaria y Botrytis- y de manera curativa con Trivia, Infinito y Consento; no duden que este portafolio es el más completo en el mercado y el más utilizado para control de la enfermedad.
  • La Mancha púrpura o Alternaria Porri se presenta especialmente en épocas secas, puede controlarse efectivamente con Nativo (0,8 Litros/Ha) en rotación con Silvacur (0,6 Litros /Ha). Estos productos nos ofrecen acción preventiva y curativa.

Clave #4: Riego

El cultivo de cebolla de bulbo requiere de frecuentes aplicaciones de agua. La etapa de mayor demanda
es la de crecimiento. Una vez los bulbos están formados, se recomienda disminuir la cantidad de agua de riego y 20 días antes de la cosecha, suspenderlo.

En Colombia los sistemas de riego más utilizados son: por aspersión, por gravedad y por goteo. Este último no es tan común, pero sin lugar a dudas es el sistema más eficiente en cuanto a suministro de agua y fertilización (Fertirriego). El riego por aspersión, el sistema más común, no es el más aconsejable pues lava los fungicidas de las hojas y aumenta el riesgo de enfermedades foliares.

En la zona del Valle de Sogamoso los suelos suelen ser muy pesados debido a su alto contenido de arcilla y por eso el riego debe realizarse temprano en la mañana o en horas de la tarde, evitando que se produzcan charcos de agua para controlar la humedad relativa y el desarrollo de enfermedades.

Clave #5: Comercialización

Teniendo en cuenta la variabilidad de precios de cosecha del cultivo de cebolla y las constantes importaciones de la misma provenientes de países como Perú, Ecuador, Chile y hasta Holanda, debemos buscar la forma de mitigar esta situación con estrategias de producción y comercialización.

Si seguimos las 4 claves de éxito mencionadas anteriormente, muy seguramente obtengamos altos rendimientos que lleguen a oscilar entre las 70 y 100 ton/Ha y lo más importante: alta calidad en nuestras cosechas, lo que nos permitirá reducir costos de producción y obtener mayor rentabilidad en el producto final.

Si usted como productor quiere llegar a mercados especializados como grandes superficies, debe buscar la manera de asociarse con productores que lleven sus cultivos de una manera técnica y eficiente, que tienen altos rendimientos y que junto con usted, garanticen una producción constante que logre cubrir la demanda de estos mercados.

El ingreso de cebolla proveniente del extranjero, muchas veces representa un peligro porque no hay garantías en cuanto a su estado fitosanitario. Esta cebolla llega a las plazas mayoristas con bajos costos de producción, abaratando la cebolla local y generando pérdidas económicas para nuestros agricultores.

Consulte de forma permanente los precios de cosecha en el SIPSA (https://www.dane.gov.co/index.php/servicios-al-ciudadano/servicios-de-informacion/sipsa) para determinar las épocas del año más recomendadas para producción.

 

¡Esperamos que encuentren muy útil esta guía y 5 claves del éxito en el cultivo de cebolla! Si tienen dudas, escríbannos o llámennos a las líneas de Bayer en Colombia:

Correo electrónico: contacto.bayerandina@bayer.com

Línea telefónica: 018000-122937

 

* Fernando Cardozo es profesional de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia con sede en Tunja; cuenta con 13 años de experiencia asesorando la productividad, sanidad y rentabilidad de agricultores de cultivos de clima frío: papa, cebolla y hortalizas.

Copyright © Bayer CropScience