miércoles, septiembre 19, 2018

Las 5 claves en el cultivo del aguacate

Hoy queremos compartir nuestra experiencia con el cultivo de aguacate, porque en Bayer creemos que se puede ser eficiente, rentable y sostenible siguiendo unas recomendaciones básicas.

Por Jairo Andres Díaz Arbeláez
Ingeniero agrónomo*

Colombia se comenzó a especializar en la producción de aguacate desde el año 2004, con el objetivo de incrementar la demanda externa especialmente de la variedad de aguacate Hass. Sólo una década después el país contaba con 14,600 ha. de aguacate destinados a exportación y ventas que ascienden las 18,200 toneladas en 2016 (algo equivalente a los USD $35 millones).

Estados Unidos liberalizó las compras colombianas de aguacate en mayo de 2017, lo que impulsó aún más el negocio. Mientras que México sigue siendo el principal productor mundial de fruta y el mayor proveedor de EE. UU., los colombianos esperan ganar una parte significativa de este mercado; después de todo, EE. UU. tiene un consumo per cápita de 3,2 kilos/año e importa no menos de 900 toneladas de aguacates por año. El aguacate es actualmente el sexto producto agrícola más exportado en Colombia, después del café, banano, flores, aceite de palma y azúcar. Sin embargo, muchos productores creen que pronto alcanzará el cuarto lugar, desplazando a algunos de los otros cultivos tradicionales.

Para fortalecer la producción de aguacate en Colombia, será importante impulsar el consumo interno (actualmente de alrededor de 6 kilos/ año), mejorar la infraestructura logística, el transporte y la mano de obra calificada. En Bayer, queremos apoyar este crecimiento y la promesa de una vida mejor para los agricultores del país.

Las 5 claves

Clave # 1 Planeación y número de plantas por hectárea (Densidad de siembra):

Antes de establecer un huerto de aguacate debemos tener claro qué  buscamos con este proyecto, la ubicación, el número de árboles que vamos a establecer, qué tipo de mano de obra hay en la región, condiciones climáticas de la zona, entre otros, y el factor clave:  a dónde esperamos comercializar el aguacate que vamos a producir, será para el mercado nacional o internacional, para el consumo en fresco o agroindustria, pues con este objetivo establecido se definen cuántos árboles se deben establecer por hectárea.  La distancia de siembra me indicará el número de plantas que caben por Ha. Una densidad alta es mayor a los 250 árboles; una densidad media de 150 a 250 y una densidad baja menos de 150 árboles/Ha (Ver Tabla). Según el tipo de mercado de comercialización podemos establecer la densidad: para mercados nacionales se recomiendan densidades que varían entre bajas a medias, para mercados internacionales la densidad debe establecerse entre media a alta buscando favorecer el rendimiento en recolección y el cuidado de la fruta.


Les recomiendo  que la distancia entre calles sea mayor a la distancia entre plantas, buscando favorecer las labores culturales, la recolección, la aspersión del cultivo, el rendimiento de la mano de obra y de esta manera prolongar la vida útil del huerto.  Con la densidad adecuada logramos hacer un uso correcto del suelo y lo más importante aún, lograremos aprovechar al máximo la captación de energía solar por las hojas de cada uno de los árboles de aguacate, y así alcanzamos la máxima eficiencia fotosintética  en un área determinada.

Clave # 2 Manejo de las  etapas de crecimiento:

Es muy importante conocer qué prácticas hacer en cada etapa de crecimiento del árbol:

El establecimiento del cultivo comienza en la siembra y se caracteriza por el crecimiento vegetativo,  en esta etapa debo enfocar el árbol a la producción de nuevos cogollos, estos cogollos son bronceados  y su intensidad en color varía según cada variedad; con el paso del tiempo el color de la hoja pasa a ser “verde claro” y este es el color que debe predominar en el árbol. Debemos estimular siempre la producción de cogollos, protección de las hojas del ataque de plagas o enfermedades y no ilusionarnos por floraciones que no son significativas en esta etapa, solo  hasta que el árbol alcance la copa deseada (el árbol debe ser más ancho que alto).

Una vez tengo formada la copa, inicia el ciclo productivo. Todo comienza con un cogollo marrón, que a medida que se desarrolla se torna de un color “verde biche”, este color predomina en el crecimiento vegetativo y de estos cogollos saldrán las próximas cosechas. A medida que pasa el tiempo este color es reemplazando por un “verde oscuro”, que marca la cuota inicial para la floración. En este momento muchos se confunden o se desvían del camino, porque aparecen yemas en las ramas que tienen la facultad de ser vegetativas o reproductivas según los estímulos nutricionales, hídricos y climáticos a que sean  sometidos los árboles. Es una etapa lenta y puede durar 2-3 meses, las hojas cada vez son más oscuras, acartonadas, toman forma en V y al apretar la hoja esta cruje, es cuando se dice que la hoja esta “hecha” y sus yemas aumentan de tamaño preparándose para florecer. En esta etapa es importante estar atento en el monitoreo de ácaro o arañita roja, pues puede estar aumentando sus poblaciones y generar  la defoliación del árbol.

La floración inicia con yemas cada vez más grandes y gruesas, luego pasan de yemas de latencia a yemas de diferenciación floral (yema hinchada). Al cabo de 1-2 meses aparecen las primeras inflorescencias, dando apertura a los botones florales y a las flores; esta es  la etapa más importante para un productor de aguacate porque de un adecuado cuajamiento depende el éxito del proyecto.

En floración el árbol demanda la gran mayoría de nutrientes, especialmente elementos menores y N+P+Ca, para garantizar su disponibilidad debo aplicar unos días antes de iniciar la prefloración. 

La etapa final de llenado de fruta dura aproximadamente de 4-7 meses dependiendo de la variedad y  de las condiciones climáticas; en ese momento debemos aumentar gradualmente la cantidad de fertilizante según el crecimiento del fruto, pues esta etapa requiere de todos los elementos especialmente N+K+Ca+Mg.

Clave # 3 Las  Podas:

El tema de podas genera muchas inquietudes porque existen muchos tipos de podas, los nombres diferentes para cada una de ellas varían según la región donde se encuentre el productor, el tipo de asesor técnico y la variedad de aguacate; por eso este tema es tan complejo y en mi criterio uno de los más retadores y críticos para la producción.

La primera poda que debemos implementar en un huerto de aguacate es la poda de formación, cuyo objetivo principal es desarrollar y preparar el árbol para la producción de aguacate según la densidad de siembra implementada. Para densidades altas requiero podas de formación más frecuentes, esto significa entrar al lote más seguido. Con densidades bajas puede ser menor la frecuencia; en promedio recomiendo entrar al lote cada 60 días a efectuar esta labor.

Cuando el árbol alcanza una copa representativa, alrededor del 3 año aproximadamente, debo garantizar una adecuada aireación en las calles del cultivo. En el interior del árbol debo eliminar ramas secas, ramas y hojas con crecimiento hacia el interior del árbol, con presencia de enfermedad o que no tienen la luz adecuada. Recuerden siempre, los frutos de aguacate se producen en las ramas con yemas productivas de donde surge la inflorescencia, esto ocurre en las ramas externas y nunca en el interior del árbol, por esto no  debo realizar podas que tengan como objetivo eliminar grandes áreas de hojas en la parte alta del árbol bajo el criterio de que entre luz al interior del árbol, pues  puedo estar afectando hasta en 30% del área foliar y la capacidad de producción del árbol. Sí debemos garantizar pequeñas ventanas que permitan un flujo moderado del aire en el interior del árbol, y esto se  logra  podando ramas secas, las que presentan pocas yemas productivas y si es necesario eliminar algunas ramas con hojas para generar pequeñas ventanas en el árbol.


Clave # 4 La Nutrición y manejo fitosanitario:

Todo programa de nutrición vegetal debe iniciar con un análisis de suelo para ser precisos en el diagnóstico y la recomendación; existen algunas generalidades para el manejo nutricional del cultivo de aguacate pero pueden variar en cada zona, por tal motivo recuerde siempre realizar un programa de fertilización acompañado de un Ingeniero Agrónomo. En un principio la fertilización en el cultivo de aguacate en Colombia se manejó similar a la empleada en el cultivo de café, pero con el paso del tiempo se ha ido especializando el cultivo de aguacate y las labores que allí se realizan.

  • El primer concepto es frecuencia de aplicación. La frecuencia de aplicación debe ser cada 30 a 45 días si las condiciones de humedad en el suelo así lo permiten.  Con una frecuencia mensual, garantizamos la disponibilidad de nutrientes adecuados para todas las etapas de desarrollo del cultivo, además nos permite tomar medidas correctivas y de rápida acción para garantizar un adecuado llenado de la fruta. Calcule en promedio unas 8 -9 aplicaciones año.
  • El segundo concepto es la cantidad de fertilizante que debemos aplicar por árbol, esto se define en función de la densidad de árboles establecida en el lote, para densidades medias (150 a 250 árboles/Ha) debemos aplicar en promedio 800gr/árbol en intervalos de mes a mes y medio, cerca de 1.200 a 1.800 kg de fertilizante compuesto por Ha/Año para garantizar óptimos rendimientos. La cantidad de fertilizante aplicar por árbol debe ir en función de la producción, a mayor producción por árbol mayor cantidad de fertilizante debería utilizar. A medida que la fruta va creciendo debo ir aumentando la cantidad de fertilizante gradualmente hasta llegar a un máximo de 2 kg por árbol. En aquellos momentos donde el árbol no tiene fruto y está bien de follaje no recomiendo realizar aplicación de fertilizantes. Recuerde siempre que es más fácil prevenir que curar, debemos conocer qué requiere el árbol en cada etapa, para aportar estos nutrientes ojalá 30 días antes de que el árbol los requiera, de esta manera garantizamos que van a estar disponibles dentro de la planta para completar sus procesos fisiológicos. 

Como protejo mi cultivo de aguacate: para realizar 8-9 aplicaciones de fertilizantes al año de manera exitosa, debo garantizar que el plato esté libre de arvenses todo el tiempo, debo conservar un mulch de hojas secas en plato y sobre este aplicar el fertilizante. Con FINALE®  logro controlar todas las malezas, conservando la materia seca en el lote: FINALE® Dosis 1,5 L/Ha Dosis por Bomba (20 Litros agua) 150 c.c/Bomba.

El control de Trips y Antracnosis  es fundamental en el cultivo de aguacate, especialmente en la etapa de formación del fruto, pues estos 2 problemas fitosanitarios afectan directamente la producción de aguacate. Para controlar recomendamos NATIVO® y PROTEUS® en aplicación foliar en presencia del problema fitosanitario: NATIVO® Dosis (0,6 L/Ha) y PROTEUS® Dosis (0,8 L/Ha).


Un problema fitosanitario que cada vez toma mayor importancia es la Arañita Roja (ácaro) por sus altas dinámicas poblaciones y lo complejo del monitoreo al inicio de las poblaciones. Con OBERON SPEED® logramos cortar el ciclo a la arañita roja, OBERON SPEED® a dosis (0,5 L/Ha) garantizando siempre volúmenes de agua de 300 a 500 L de agua /Ha.

Clave # 5 Evaluación e indicadores de productividad:

Un indicador es un dato o información que sirve para conocer o valorar la efectividad de una acción realizada previamente y  para determinar su evolución futura. Un indicador me permite saber si algo está bien o va por mal camino, a partir de esta información debo tomar los correctivos necesarios para encaminar esta situación hacia mis objetivos propuestos. 

  • El primer indicador en es conocer cómo va mi producción en un periodo de tiempo determinado. En aguacate se pueden dar 1, 2 o varias cosechas en el año, de acuerdo a las condiciones climáticas de mi cultivo, por eso yo debo tener claro cuántas toneladas de aguacate debo producir en 1 año (enero a diciembre). Debo conocer en tiempo real cuánta producción llevamos en el año y cuánto nos falta para cumplir nuestro objetivo propuesto. Debemos registrar fecha y cantidad de fruta vendida, cada mes sumamos las ventas y anotamos lo que llevamos en el año, solamente implementando esta recomendación empiezo a conocer y entender dónde estoy y para donde voy.  En el tercer indicador hay un ejemplo guía de producción por variedad para ajustar según la densidad.
  • Segundo indicador busca  conocer cuántos kilos debe producir 1 árbol en el año, para calcularlo divido el rendimiento sobre el número de árboles establecidos por Ha, para obtener Kg/Árbol. El éxito es lograr que todos los arboles tengan producciones similares.
  • Tercer indicador número de frutos/árbol, no debo esperar a la cosecha para saber cómo me fue, conociendo el peso promedio del fruto, puedo calcular cuántos aguacates necesito para los Kg estimados por árbol. Luego de 2 meses de floración puedo realizar un conteo de frutos por árbol y así realizo una proyección de producción y tomo acciones de ser necesario. Ejemplo en el papel deseo 90kg/árbol, con un peso promedio de 500gr, necesitaría 180 frutos y en aguacate Hass 80 kg/Árbol, con un peso promedio de 250 gr (calibre 18) necesitaría 320 frutos. En aguacates oscuros con 160kg/Ha y un peso promedio de 700 gr, estamos hablando de 228 frutos.
  • Cuarto indicador es el número de frutos/Inflorescencia. Busca conocer el proceso de floración y cuajado de fruto.  Luego de 10 días de apertura de la flor puedo diagnosticar cómo estuvo el “cuajado” del fruto; para esto selecciono unos árboles en el lote y cuento el número frutos cuajados  por inflorescencia; en cada árbol evalúo 20 inflorescencias y saco el promedio por árbol. Si obtengo por inflorescencia más de 5 frutos (voy muy bien) y es muy probable que supere la producción deseada; si tengo entre 1 a 3 frutos (voy bien) es probable es que obtenga la producción estimada; pero si obtengo 0 frutos por inflorescencia (voy mal) debe ser una alarma, no alcanzare la producción objetivo.


¡Esperamos que encuentren muy útil esta guía y 5 claves del éxito en el cultivo de aguacate! Si tienen dudas, escríbannos o llámennos a las líneas de Bayer en Colombia. ¡Recuerden si es Bayer es bueno!

Correo electrónico: contacto.bayerandina@bayer.com

Vea Las 5 claves en video en el canal de Youtube de Bayer Andina: https://www.youtube.com/watch?v=E0VF2R-L5FI&index=6&list=PLPimSCqh9z-zUEWSpSrWT0kxDLH_VBgOM&t=0s

Línea telefónica: 018000-122937

*Jairo Andres Díaz Arbeláez es Ingeniero Agrónomo de la Universidad de Caldas; cuenta con 15 años de experiencia en cultivos de zona cafetera, ofreciendo asesoría integral en el manejo del cultivo, georreferenciación, manejo administrativo, estimativos de cosecha, comercialización, entre otros componentes que involucran un sistema productivo agrícola. Realizo trabajos con BAYER en el eje cafetero (Caldas, Risaralda y Quindío), Tolima y actualmente Antioquia.

Copyright © Bayer CropScience